rosco.es.

rosco.es.

Vinos para maridar con platos de marisco

Vinos para maridar con platos de marisco

Vinos para maridar con platos de marisco

En el mundo de la gastronomía, el marisco es uno de los ingredientes más apreciados. Sus sabores únicos, texturas y la delicadeza hacen de este ingrediente una opción ideal para preparar platos de alta calidad culinaria.

Cuando se trata de mariscos, la elección de la bebida que lo acompañará es muy importante. De hecho, una copa de vino bien elegida puede mejorar considerablemente el sabor del plato, y viceversa. En este artículo, hablaremos acerca de los mejores vinos para maridar con platos de marisco.

El primer punto a considerar es el tipo de marisco que se va a comer. Los mariscos pueden ser dulces, carnosos, ácidos, salados o tener sabores ahumados. A continuación, te mostraremos algunas opciones que seguro te ayudarán a elegir el vino adecuado.

Mariscos crudos o cocidos

Si la idea es degustar mariscos crudos como ostras, mariscos cocidos que no llevan salsas, una buena opción es elegir un vino blanco seco y bien frío. Los vinos blancos secos, como por ejemplo los Sauvignon Blanc de Nueva Zelanda, pueden tener un sabor fresco y atractivo para los mariscos crudos o cocidos simples.

Mariscos en salsa

Por otro lado, si el marisco lleva salsa, ya sea una salsa picante o una salsa de mantequilla y ajo, se deben buscar vinos que se complementen con los sabores de la salsa. Por ejemplo, si se trata de un camarón en salsa de curry, se podría optar por un vino blanco Afrutado. Un Chardonnay con cuerpo medio y notas de melocotón puede complementar bien estos platos.

Cigalas, gambas y langostinos

Las gambas y los langostinos son mariscos que tienen un sabor dulce. Un vino blanco seco puede ser una gran opción para complementar sus sabores. Sin embargo, si se desea explorar un poco más allá, se podría optar por un vino espumoso, como un Prosecco Italiano. Su sutileza y matices refrescantes pueden complementar muy bien el sabor de estos mariscos.

Ostiones y almejas

Los ostiones y almejas tienen un sabor salado y, por ello, necesitan vinos más ácidos para equilibrar los sabores. Un Vermentino italiano podría ser una podrían ser una excelente opción. Los vinos espumosos también pueden ser una buena opción, especialmente los que son efervescentes y tienen sabor a manzana.

Cangrejos y crustáceos en general

Los mariscos con sabor fuerte, como los cangrejos, por ejemplo, combinan mejor con vinos más oscuros y altos en taninos, como un Cabernet Sauvignon. Los vinos tintos más ligeros como el Pinot Noir también pueden ser interesantes en este caso.

En conclusión, elegir el vino adecuado para maridar con platos de marisco es una tarea importante. Siendo cuidadosos al elegir vinos que complementen los sabores y texturas del marisco, estamos seguros, que tendremos una experiencia gastronómica espectacular. ¡Que aproveche!