rosco.es.

rosco.es.

Platos para una dieta antiinflamatoria

Platos para una dieta antiinflamatoria

Platos para una dieta antiinflamatoria

La inflamación es una respuesta natural del cuerpo ante lesiones, infecciones, etc, pero en ocasiones, el sistema inmunológico se activa sin una causa específica y este proceso inflamatorio crónico puede provocar enfermedades crónicas como la artritis, enfermedades cardíacas, ciertos tipos de cánceres y diabetes. La buena noticia es que una dieta saludable, como la dieta antiinflamatoria, puede ayudar a reducir este tipo de inflamación y prevenir afecciones de este tipo. En este artículo, te presentaremos algunos platos deliciosos y saludables que puedes incorporar en tu dieta para reducir la inflamación.

Desayunos saludables

1. Batido de frutas y vegetales.
Ingredientes: 1 taza de frutas congeladas (fresas, arándanos, mango, plátano, etc.), 1 taza de espinacas, 1 taza de leche de almendras sin azúcar, 1 cucharada de semillas de chía y 1/2 cucharadita de miel o edulcorante natural al gusto. Mezcla todos los ingredientes en una licuadora y sirve.

2. Tazón de avena.
Ingredientes: 1/2 taza de avena, 1 taza de leche de almendras sin azúcar, 1/2 taza de frutas frescas (fresas, arándanos, plátanos), 1 cucharada de semillas de chía y 1/2 cucharadita de canela. Cocina la avena con la leche de almendras y sirve con las frutas frescas, las semillas de chía y la canela por encima.

Almuerzos saludables

1. Ensalada de salmón ahumado.
Ingredientes: lechuga romana, pepino, zanahoria rallada, aguacate y salmón ahumado. Aliño: mezcla 1 cucharada de jugo de limón, 1 cucharada de aceite de oliva, 1/2 diente de ajo picado, 1/2 cucharadita de mostaza Dijon y 1/2 cucharadita de miel. Mezcla todos los ingredientes para el aliño y sirve sobre la ensalada.

2. Pollo asado con vegetales.
Ingredientes: 1 pechuga de pollo, 1 taza de brócoli, 1 taza de zanahorias, 1 taza de champiñones, 1 cebolla roja, 2 cucharadas de aceite de oliva y especias al gusto (orégano, tomillo, romero, pimienta negra, etc.). Precalienta el horno a 200°C, corta las verduras en trozos grandes y colócalas en una bandeja de horno. Agrega el pollo encima de las verduras y rocía con aceite de oliva y especias. Hornea durante 25-35 minutos.

Cenas saludables

1. Salmón a la parrilla con ensalada de quinoa.
Ingredientes: 1 filete de salmón, 1/2 taza de quinoa cocida, 1 taza de espinacas, 1/2 taza de tomates secados al sol, 1/4 taza de aceitunas negras y 1/4 taza de aceite de oliva. Precalienta la parrilla a fuego medio-alto. Sazona el salmón con especias al gusto y asa durante 10-12 minutos. Mezcla la quinoa con las espinacas, los tomates secados al sol y las aceitunas negras y aliña con aceite de oliva.

2. Curry de garbanzos y espinacas.
Ingredientes: 1 lata de garbanzos, 1 taza de espinacas frescas, 1 cebolla, 2 dientes de ajo, 1 cucharada de jengibre picado, 1 lata de tomates en cubos, 1 lata de leche de coco, 2 cucharadas de aceite de oliva y especias al gusto (cúrcuma, comino, curry en polvo, sal y pimienta). Cocina la cebolla, el ajo y el jengibre en aceite de oliva hasta que estén dorados. Agrega las especias y los tomates en cubos y cocina durante 3-4 minutos. Agrega los garbanzos y la leche de coco y cocina durante 10 minutos. Añade las espinacas y cocina hasta que se marchiten.

Estos son solo algunos ejemplos de los muchos platos deliciosos y saludables que puedes incorporar en tu dieta antiinflamatoria. Al comer una variedad de alimentos frescos y naturales, como frutas, verduras, legumbres, granos enteros y proteínas magras, estás brindando a tu cuerpo los nutrientes que necesita para combatir la inflamación y prevenir enfermedades crónicas. Así que, ya sabes, la próxima vez que estés cocinando, asegúrate de incluir algunos de estos platos saludables en tu menú. ¡Tu cuerpo y tu paladar te lo agradecerán!