Maridaje de vino y comida asiática

Introducción

La comida asiática es una de las más populares del mundo gracias a su sabor, variedad y buena presencia. Con ella, se pueden atreverse muchos maridajes con vinos que son igual de exóticos y sabrosos. La comida asiática incluye platos de diferentes países y culturas que se caracterizan por sus sabores intensos, picantes, especiados y, en ocasiones, dulces. Para muchos, pensar en maridajes con vino es limitado a la comida europea, pero esta idea está muy lejos de la realidad. Existe una gran cantidad de vinos que armonizan con la comida asiática y resaltan sus sabores. Los maridajes que se consiguen son sorprendentes, y una vez que se encuentran las combinaciones perfectas, se puede disfrutar de una experiencia gastronómica única.

Maridajes de vino con comida asiática

1. Comida china

La comida china se caracteriza por tener sabores intensos y a veces picantes que pueden ser suavizados con vinos blancos secos o semi-secos. Los vinos Riesling, Gewürztraminer, Sauvignon Blanc y Chenin Blanc crean buenos maridajes con comida china. Los platos que tienen cierta picante, como el pollo agridulce, el cerdo dulce y amargo, o los rollitos de primavera se pueden maridar con vinos tintos ligeros como el Pinot Noir o el Cabernet Franc. Estos vinos tienen suficiente acidez para contrarrestar la dulzura de los platos.

2. Comida japonesa

La comida japonesa se caracteriza por ser sofisticada, elegante y ligera, por lo que los vinos que se eligen para maridar deben tener características similares. El vino blanco es la mejor opción, ya que es un vino que no interfiere con el sabor del pescado crudo y otros ingredientes frescos. Los vinos blancos secos más recomendados para maridajes con comida japonesa son el Sauvignon Blanc, Grüner Veltliner, Albariño o Pinot Grigio. Otros vinos que se pueden considerar son los espumantes y los rosados secos.

3. Comida india

La comida india es conocida por sus especias, sabores intensos y picantes. Por este motivo, se recomienda maridarla con vinos tintos con cuerpo, con buen equilibrio de taninos y acidez. Los vinos Cabernet Sauvignon, Syrah y Zinfandel crean combinaciones excelentes con platos hindúes como el tandoori, el curry o el cordero masala. Los vinos blancos secos también se pueden maridar con ciertos platos indios como los tandoori y los platos vegetarianos.

4. Comida tailandesa

La comida tailandesa es una mezcla de sabores dulces, ácidos, salados y picantes. Los vinos ácidos, secos y con cuerpo son los más recomendados para maridar con estos platos. Los vinos Sauvignon Blanc, Chenin Blanc, Riesling, Chardonnay y Gewürztraminer son ideales para maridar con la comida tailandesa.

5. Comida vietnamita

La comida vietnamita es fresca, ligera y no muy condimentada. Los vinos blancos secos son la opción más adecuada para maridar con los platos vietnamitas. Los vinos Sauvignon Blanc y Pinot Grigio son excelentes combinados con los rollitos de primavera, las ensaladas y otros platos de la cocina vietnamita.

Conclusión

Los maridajes de vinos y comidas asiáticas son una experiencia única, ya que se puede disfrutar de sabores y aromas inolvidables. Al igual que para la comida europea, se deben tener en cuenta las características de los vinos y la comida para conseguir un maridaje perfecto. Algo que se debe recordar es que siempre hay que seguir los gustos propios, ya que no todos los paladares disfrutan de los mismos sabores y combinaciones. Prueba diferentes vinos y platos para encontrar tus maridajes perfectos y disfruta de la experiencia de probar nuevas combinaciones gastronómicas.