rosco.es.

rosco.es.

Cómo maridar vino con comida mexicana

Cómo maridar vino con comida mexicana

La comida mexicana es conocida por tener sabores audaces y picantes que pueden ser difíciles de maridar con el vino. Sin embargo, si se hace correctamente, el vino puede complementar perfectamente los sabores de la comida mexicana. En este artículo, te enseñaré cómo maridar vino con la comida mexicana y asegurarte de tener la mejor experiencia gastronómica.

Antes de empezar, hay que tener en cuenta que no se trata de seguir reglas estrictas en cuanto a qué vinos están permitidos y cuáles no, sino de encontrar una combinación que sea equilibrada y agradable. Algunos vinos se complementan más con ciertas comidas que otros, pero lo más importante es encontrar aquellos que te gusten y funcionen para tu paladar.

Ahora, echemos un vistazo a algunos de los vinos que se han demostrado que funcionan bien con la comida mexicana.

Cabernet Sauvignon
El Cabernet Sauvignon es un vino tinto que tiene un sabor fuerte y rico que combina bien con los sabores más audaces de la comida mexicana. En particular, puede funcionar bien con carnes rojas y platos fuertes con salsa.

Merlot
El Merlot es un vino tinto más suave que generalmente tiene un sabor más afrutado. Esto lo hace ideal para mariscos y platos más ligeros de la comida mexicana, como tacos de pescado o ceviche.

Pinot Noir
El Pinot Noir es un vino tinto versátil que puede funcionar con una variedad de platos mexicanos. En general, funciona bien con platos de cerdo y pollo en salsas. También puede funcionar bien con enchiladas y otros platos cubiertos de queso.

Chardonnay
El Chardonnay es un vino blanco fuerte que puede funcionar bien con platos de pollo y cerdo más ligeros. Es especialmente bueno con platos con salsas cremosas y queso.

Sauvignon Blanc
El Sauvignon Blanc es un vino blanco que tiene un sabor más ácido y puede funcionar bien con platos más picantes, como los tacos o enchiladas con salsa verde. También funciona bien con ceviche y otros platos de pescado.

Después de haber elegido el vino, el siguiente paso es determinar cómo se va a servir. En general, la temperatura del vino es importante.

Los vinos tintos se deben servir a temperatura ambiente o ligeramente refrigerados. Los blancos se deben servir más fríos, a una temperatura de entre 8 y 10 grados Celsius.

Una vez que haya decidido qué vino servir y cómo servirlo, el siguiente paso es explorar qué platos pueden funcionar bien con los diferentes vinos.

Vino tinto con carne y sabores más fuertes
Los vinos tintos, como el Cabernet Sauvignon, funcionan bien con carnes rojas, como el bistec o las enchiladas de pollo en salsa roja ricas en especias. Los vinos tintos también pueden funcionar bien con platillos de mole negro que contienen chocolate y frutos secos. Si se trata de un vino más suave como el Merlot, puede ir bien con cerdo, como los tacos al pastor.

Vino blanco con sabores más suaves
Los vinos blancos como el Chardonnay son ideales para platos más ligeros y de sabores más suaves. Funcionan bien con pollo y cerdo en salsas más ligeras. También combinan bien con los platos de mariscos y verduras en general. Algunos platillos como el ceviche o el aguachile, son ideales para un Sauvignon Blanc.

En resumen, maridar vino con la comida mexicana puede parecer complicado, pero es una excelente manera de experimentar con sabores y aumentar la riqueza de la experiencia gastronómica. Busca diferentes vinos y platos que se complemente entre sí, mantén la temperatura correcta y disfruta. ¡Salud!