rosco.es.

rosco.es.

Cocina en grandes cantidades y guarda para el futuro

Cocina en grandes cantidades y guarda para el futuro

Cocina en grandes cantidades y guarda para el futuro

La cocina es una de las cosas más maravillosas que hay. Y es que, no solo nos permite alimentarnos y disfrutar de deliciosos sabores, sino que también tiene una serie de beneficios que muchas personas no conocen. Una de ellas es la posibilidad de cocinar en grandes cantidades y guardar para el futuro.

Si bien puede resultar una tarea un tanto abrumadora, cocinar en grandes cantidades y guardar para el futuro puede ahorrarnos mucho tiempo y dinero. Además, es una excelente forma de tener siempre a mano alimentos deliciosos y saludables para comer cuando no tenemos mucho tiempo ni ganas de cocinar.

A continuación, te mostramos algunos consejos y trucos para que puedas cocinar en grandes cantidades y guardar para el futuro sin que se convierta en una tarea imposible.

Planifica tu menú semanal

Lo primero que debes hacer es planificar tu menú semanal. De esta forma, podrás elegir los platos que quieres cocinar y las cantidades que necesitas. Además, te permitirá organizar mejor tu tiempo y saber exactamente qué ingredientes necesitas comprar.

Una vez que hayas planificado tu menú, es hora de hacer una lista de la compra con todo lo que necesitas. Es importante que compres ingredientes frescos y de calidad, ya que serán la base de tus platos.

Prepara tus ingredientes

Una vez que hayas comprado todos los ingredientes, es hora de ponerte manos a la obra. Lo primero que debes hacer es preparar todos los ingredientes que necesitas para cocinar en grandes cantidades. Esto incluye cortar las verduras, cocer los granos y la pasta, picar las hierbas y especias, entre otros.

Es importante que todos los ingredientes estén listos antes de empezar a cocinar. De esta forma, podrás ahorrar tiempo y cocinar de manera más eficiente.

Cocina en grandes cantidades

Cuando vayas a cocinar en grandes cantidades, es importante que uses una olla o sartén grande y profunda. De esta forma, podrás cocinar todo de forma uniforme y evitar que se queme o se pegue.

Si tienes una olla a presión, es una excelente opción para cocinar grandes cantidades. Además, te permitirá cocinar de forma más rápida y eficiente.

Guarda en recipientes herméticos

Una vez que hayas cocinado en grandes cantidades, es hora de guardar la comida en recipientes herméticos. Es importante que los recipientes sean de buena calidad y estén bien cerrados para evitar que entre aire y bacterias.

Puedes usar envases de vidrio, plástico o aluminio siempre y cuando sean aptos para alimentos y puedan aguantar el calor (para recalentar). También es importante que etiquetes los recipientes con la fecha de elaboración y el contenido. De esta forma, sabrás qué es lo que tienes y cuánto tiempo lleva guardado.

Guarda en el congelador o refrigerador

Una vez que hayas envasado tus preparaciones, es hora de guardarlos en el congelador o refrigerador. Es importante que sepas que cada tipo de alimento tiene un tiempo determinado de almacenamiento para asegurarte de consumirlo en óptimas condiciones.

En el refrigerador, puedes guardar las preparaciones de ensaladas, arroces, sopas, guisos, cremas, salsas y otros alimentos que no contengan mucho líquido. Deben ser consumidos dentro de los 2-3 días.

En el congelador, puedes guardar las preparaciones que contengan líquidos como caldo, guisos, cremas, sopas, salsas, entre otros. También puedes congelar vegetales, frutas y hasta masa de pizza. La mayoría de preparaciones se mantienen en buen estado durante 2 a 3 meses a temperaturas de -18°C.

Para la descongelación, es importante que saques las preparaciones con suficiente tiempo y las descongeles en el refrigerador. De hacerlo a temperatura ambiente, corres el riesgo de que las bacterias se multipliquen y te enfermes.

Recalentar en horno o microondas

Cuando llegue el momento de comer las preparaciones que has guardado en la nevera o congelador, es importante que las recalentemos adecuadamente. Lo mejor es hacerlo en el horno o el microondas precalentado para asegurar que la comida esté caliente en todas las partes.

En el caso del horno, precaliéntalo a 175°C y coloca el plato en el centro. El proceso puede tardar unos 10-15 minutos. Si cocinaste en una olla a presión, se puede calentar directamente en ella a fuego bajo.

El microondas es un opción más rápida y eficiente para recalentar. Aun así, es importante que las preparaciones se calienten a una temperatura adecuada. Lo mejor es calentar en intervalos cortos de a 1 minuto y revisar la temperatura interna con un termómetro.

Beneficios de cocinar en grandes cantidades

Cocinar en grandes cantidades y guardar para el futuro tiene muchos beneficios. Estos son solo algunos de ellos:

Ahorras tiempo: Al cocinar en grandes cantidades, puedes dedicar menos tiempo a la cocina y más tiempo a otras actividades.

Ahorras dinero: Al cocinar en grandes cantidades, puedes aprovechar las ofertas, comprar a granel y reducir el costo por porción.

Alimentación balanceada: Al tener siempre preparaciones saludables y balanceadas, reduces las posibilidades de comer comida rápida o poco saludable.

Menos desperdicio de comida: Al cocinar en grandes cantidades, reduces la cantidad de desperdicio de comida y te aseguras de aprovecharla al máximo.

Conclusión

Cocinar en grandes cantidades y guardar para el futuro es una excelente forma de ahorrar tiempo y dinero. Es una tarea que requiere planificación y organización, pero que puede ser muy beneficioso en el día a día.

Al seguir estos consejos y trucos, podrás cocinar en grandes cantidades y guardar para el futuro sin que se convierta en una tarea complicada. Además, te permitirá disfrutar de deliciosos platos saludables en cualquier momento del día. ¡Anímate a probarlo!